Sentimientos que nunca se olvidan.

sábado

Que nada te afecte.

Cuando tenemos problemas, algunos son leves que apenas nos afectan y otros, sin embargo, son graves que nos puede llegar a afectarnos de una manera tan extraña que no tengas ganas de nada. Sin darte cuenta empiezas a actuar de forma rara estas triste, no sonríes, estás siempre pensando en ello...
La gente que te quiere comienza a pensar qué es lo que te ocurre, por qué estás de esa manera, tus amigos van a preguntarte, tú los ves e intentas esquivarlos unas cuantas veces. Cuando ya no puedes escaparte te hablan y tu les dices que tienes semana mal. Ellos, puede ser que se lo crean pero si siguen pasando los días te pueden volver a preguntar, les preocupas y te quieren. 
Intenta que lo que te sucede no te afecte, por muchas cosas que te ocurran siempre te van a implicar, así que, procura olvidar por un momento esos problemas que te impiden estar a gusto contigo mismo. No te deprimas por mucho que pases, por que si te dejas hundir puede ser que no salgas de ese pozo sin salida que se te formó sin querer. 
Cuando te pase esto, recuerda que eres fuerte y nadie puede contigo ni un solo problema, aun que no puedas pensar en ello por que lo pasas súper mal, intenta pensarlo, así, lucharás mejor contra él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario