Sentimientos que nunca se olvidan.

domingo

¿Qué es la vida?

Es un pensar, un sentir o no sentir, un momento o muchos tal vez, querer o un no querer, querer y no poder, o poder sin querer, hablar, o mejor callarse, saber o un deber, es estar con gente, o estar solo, o a veces no estar, o estar siempre, es un hacer y un deshacer, es un ver y no ver, son miradas, o un no mirar, es estar triste y alegre también, es estar y poderlo contar o no contar.

La vida es como un viaje en tren, algunos comienzan el viaje junto a ti, otros se montan a la mitad del camino, muchos se bajan antes de que llegues al final de tu viaje y muy pocos permanecen junto a ti hasta el final.
Pero cada una de esas personas deja algo en tu corazón, que recordarás a lo largo de ese hermoso viaje.
Baja las ventanas y disfruta del viaje, porque no sabes cuándo llegarás a tu parada...

Conserva lo que tienes... Olvida lo que te duele y lucha por lo que quieres... Valora lo que posees...
Perdona a los que te hieren y disfruta de los que te aman. Nos pasamos la vida esperando que pase algo... Y lo único que pasa es la vida, no entendemos el valor de los momentos, hasta que se han convertido en recuerdos.


Quiero dar las gracias a todos aquellos que en algún momento, gratuita y desinteresadamente hicieron que me sintiera más feliz, por un motivo u otro, a aquellos que me aprecian o me quieren, de una forma u otra, y especialmente, a aquellos que tienen esa capacidad de dar y de querer, de disfrutar haciendo disfrutar, cuya virtud me llena de eterno orgullo y gratitud, por haberme dejado entrar en su vida y poder compartirla. Gracias por haberte montado en algún momento en el autobús de mi vida...Espero que nunca te bajes...


También quiero dar las gracias a todos aquellos que sin que me diera cuenta tuvieron el placer de dañarme, sí os doy las gracias porque gracias a vosotros soy más fuerte y puedo caminar con la cabeza bien alta. No le tengo miedo al fracaso, al temor y mucho menos al dolor. Vosotros me hicisteis como soy ahora, vosotros me enseñasteis a soportar el dolor y no tenerle miedo pero ten en cuenta algo, no vuelvas a cruzarte en mi camino puede que algún día la que te dañe sin querer sea yo, tal y como tú me enseñaste. Y te pido lo siguiente: olvídate que existo y deja que haga mi vida sin ti que por algo decidiste herirme y decidiste que te echara de mi vida.

A veces los que más te hacen daño y menos confían en ti, más envidia te tienen, se piensan que por mucho que te hagan o te digan cosas van a ser mejor que tú. Yo muchas veces me digo a mi misma, que no siempre somos mejor o peor que nadie, simplemente  somos iguales en todo momento.

1 comentario:

  1. un post estupendo guapi, te he visto en FB y te sigo, te espero por mi blog, besos nos leemos

    ResponderEliminar