Sentimientos que nunca se olvidan.

martes

Más de lo mismo


Para no crear una entrada muy extensa, he pensado en realizar dos y así no se hace tan cansado.
Han existido muchos más acontecimientos por los que me he sentido así y es que:
Hace prácticamente un año, un buen amigo se despidió de mí, aún no se la razón pero tampoco quiero pedírsela ni agobiarlo. Él sabe perfectamente que si tiene cualquier problema puede hablarme sin problema y yo estaré ahí para lo que necesite. A esta persona la conocí gracias a este mundo, y la verdad es que ha sido uno de los mejores que he tenido hasta ahora, por eso te pido disculpas y espero que me recuerdes de buena manera.
También he tenido tiempo para realizar mi propia historia, una en la que me siento muy orgullosa pero debo decir que no es tan buena como imaginaba. Aunque penséis que si a mí misma no me gusta, cómo le va a gustar a los demás, pero creo que me falta experiencia, seguridad pero sobre todo mi propio estilo. Yo soy una persona muy perfeccionista y aunque el estilo se adquiere con el tiempo no puedo pensar que puede ser mejor.
También he tenido un curso académico ajetreado, no conseguí mis logros. Pero sí, me he dado cuenta de que aunque mi persona favorita diga que no, mi madrina, es la que ha marcado estos dos largos años. Ella me condujo sobre este mundo, hizo que amara esta preciosidad y que pudiera construir preciosos textos, que todavía están en práctica y no son tan preciosos. Ella, aunque lo niega, tiene el corazón tan grande que no le cabe y tan dorado que es realmente valioso. Si lees esto, sabes de sobra que eres mi persona favorita y deja de ser tan humilde, que haces muchísimo por mí. Gracias por estar en mi vida y en todo momento. Eres mi persona favorita.
Te quiero, Solete.

 Es poco, pero así no os cansáis tanto. Como dije en el anterior post han sido más problemas que por dar más importancia a los demás me abandoné a mi misma.
No quería pasar por aquí sin deciros, que espero poder subir algo por poco que sea cada semana. Tampoco quería olvidarme de que crearé un blog nuevo para la historia que he creado y que estoy reinventando para saldar los errores.
Gracias por vuestro tiempo, por leerme y por ayudarme en todo.
Perdonadme, por favor.

Rompo mi silencio después de un año.


 Llevo 1 año ya sin escribir y, aunque suene a más de lo mismo y a lo de siempre, me quedo sin opciones para poder escribir. Mi problema ha sido no saber escucharme a mi misma.

Creo que la clave no es que me quede sin temas sobre los que opinar, lo que me ocurre es que pienso que pierdo la ilusión por no publicar nada (supongo que a todos nos ha pasado) pero imagino que esto ha sido debido todos los acontecimientos que han aterrizado en mi vida. Tengo la impresión de que tocado fondo y ahora de verdad.

He querido tener un tiempo para reflexionar sobre lo que realmente me gusta, lo que me mueve, lo que me hace sentir viva. He preferido hacer una gran pausa para analizar mis sueños, tener nuevas metas, pero sobre todo tener más fe en mi misma. Sí, amigos he tenido un tiempo en el que no estaba segura de mi y creo no estarlo todavía.

Cuando hablo de la confianza en mi persona, hablo en el mundo de las letras. Mundo en el que me he refugiado siempre que he tenido un problema en vez de enfrentarlo, creo que por eso no tengo tantas opciones sobre los que argumentar y exponer. He necesitado tener mi pequeño huevo, en el que crear mi nuevo universo. Un lugar donde nadie me abandone, donde todo sea bueno y cálido (supongo que nos ha pasado a algunos en momentos difíciles).

Ahora después de tanto tiempo, he comprendido que no es solo un mundo, es un sentimiento. El que hace que esté alegre o triste, que me dé cuenta de lo que realmente vale la pena y lo que hace que me intoxique.  Esto ha sido una reflexión a lo grande, descubriendo que, esto es lo que más anhelo en la vida, LA ESCRITURA.

Uno de los problemas que he tenido ha sido un conflicto dentro de mí, no tenía ganas de salir, no quería ver a nadie, ni siquiera escribir. No he tenido fuerzas para nada, hablando mal y pronto. Ha sido un momento en el que pensé en renunciar a esto porque como mencioné antes, me perdí en mi misma.

Creeréis que es una tontería, pero tanto los problemas internos como los exteriores han hecho que acabara de esta forma. También ha influido que he querido mirar más por el vecino que por mí, olvidándome que a veces yo también soy importante y esa es la primera regla.

No me quiero extender más en este post, espero que me entendáis, que me aconsejéis y me ayudéis a salir de este pequeño pozo.

PD: No quería irme sin antes deciros dos cosas; la primera, aunque suene a lo de siempre, quiero pedir disculpas sabiendo que vosotros sois los más importantes. La segunda es que quiero agradecer todo lo que me aportáis de una manera u otra.

Gracias por todo, pequeños locos y locas.